Eterno Retorno | Microrrelato de agosto del #OrigiReto2019

Las patitas de Venus resonaban por toda la habitación. Olfateaba el aire, impaciente. Sentía cómo los riñones se habían llenado de algo que no sabía explicar. Olfateo. Cuando escuchaba el ruido del ascensor meneaba la cola de un lado para otro sin parar. No. Debía ser la vecina. Venus suspiró.

Se acercó al balcón del piso y recordó el olor de Lola que desaparecía lentamente de allí. No entendía bien todo lo que pasaba en aquel lugar. Pero era capaz de notar ciertas vibraciones en el aire y sabía cómo olía el enfado.

El ascensor volvió a sonar y se escucharon pasos delante de la puerta. Venus corrió con la cola dando tumbos y la lengua sacada. Miró fijamente al humano que traía una cara larga. «Venga, hazme caso. Vamos. Correa. Calle. Correa. Calle. Venga»´, pensó concentrada. A veces sus temibles poderes  de convicción funcionaban. Se metieron en el ascensor. Meneó la cola con ilusión. Un tumbo terrible sacudió toda la estructura. Venus volvió a suspirar. «¡Otra vez no!».

08pegatina2019agosto

Este microrrelato pertenece al  #OrigiReto2019, el reto de escritura creado por las jefas Stiby (ver blog) y Katty (ver blog).

Título: Eterno Retorno

Objetivo: 10 (Crea una fábula)

Objeto: 28 (Un ascensor)

Caracteres: 986 (con espacios según contadordepalabras.com)

2 comentarios sobre “Eterno Retorno | Microrrelato de agosto del #OrigiReto2019

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s